El presidente de los consignatarios de buques españoles habla de la ventanilla única marítima en Algeciras.

Julio Carrasco Valdés, presidente de la Asociación Española de Consignatarios de Buques (ASECOB), ha sido el invitado del almuerzo de noviembre en el Propeller Club Algeciras, siendo presentado por el socio Jose Luis Martínez Lázaro. En su disertación, el máximo exponente de este colectivo transmitió su visión sobre la figura de “El consignatario de buques: ventanilla única marítima” con la habitual asistencia de directivos y empresarios que forman parte del Propeller.

Carrasco no solo habló de la figura del consignatario, también de la formación de ASECOB, heredera del comité de consignación de ANESCO, y que se formó forzada por la necesidad de “separar los diferentes mundos de los consignatarios y las empresas estibadoras”. Esta asociación tiene reconocido su estatus de consultor ante el IMO y forma parte de diferentes asociaciones internacionales de consignatarios.

En su intervención aportó como cifras relevantes que, tan solo en el pasado ejercicio, los puertos españoles movieron 550 millones de toneladas de mercancías, recibieron casi 167.000 escalas de buques y más de 36 millones de pasajeros.

La figura del consignatario, según manifestó el presidente de ASECOB, “es de las más antiguas del mundo marítimo” y que en un principio estas funciones las desarrollaba el capitán de la nave. La introducción de la figura específica del consignatario ha supuesto que “los buques tengan una estancia menor en los puertos”, ya que se realizan muchas actuaciones previamente a la llegada y que “siempre ha conllevado una enorme responsabilidad frente a armadores o navieros, pero también ante las administraciones y, en definitiva, todos los actores involucrados en el transporte marítimo, actuando de auténtica ventanilla única”, ventanilla única marítima que ahora se crea al amparo del Reglamento (UE) 2019/1239 y que deroga la Directiva 2010/65/UE.

El consignatario ha estado regulado en la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante y la Ley Navegación Marítima, pero sin normativa propia, pero es a partir del dictado del Real Decreto Legislativo de Consignación de Buques cuando se ha regulado la necesidad de una cualificación profesional reglada de acceso a la profesión y con apenas requisitos formales para iniciar la actividad.

Carrasco se ha mostrado ilusionado con la iniciativa impulsada por Puertos del Estado para la elaboración de un modelo de Pliego de Servicio Comercial de Consignación de Buques que servirá para armonizar la profesión y que se está elaborando con la colaboración de la Asociación.

El impacto del nuevo Reglamento Europeo generó un animado debate entre los asistentes que dio la oportunidad de conocer la visión del ponente sobre las dudas en la aplicación que plantea esta normativa que deberá estar implantada en el 2025, para abrirse el turno de preguntas mostrando claramente su visión de luchar en este sector contra la competencia desleal existente, así como se apuntó por los asistentes la “necesidad” de unificar criterios y competencias con la creación de un Ministerio del Mar, como tienen los vecinos de Portugal.

Anteriormente se había celebrado la Asamblea del Propeller, en la cual se aprobaron los presupuestos para el 2020, así como la reestructuración de la junta directiva con un nuevo secretario, Jose Medina, y la incorporación de un vocal con Isabel Millán, Branch Manager del Grupo Romeu, y por ultimo el establecimiento de la sede social en las dependencias de la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar, poniéndose de manifiesto el crecimiento de la sociedad que ya tiene 51 socios.

(Fuente El Estrecho Digital).